10 situaciones cotidianas donde aprender español en España

Viajar a un país para aprender o mejorar un idioma no es solo acudir a necesarias clases de idiomas, leer libros o estudiar la gramática. La vida te pone delante situaciones cotidianas de las que aprender y también con las que aprender una nueva lengua. Si vienes a España a aprender español, estas situaciones del día a día te servirán como el complemento perfecto para tus clases de español.

Aprender español en España es, sin duda, acudir a una buena academia de idiomas que te ayude a aprender español y perfeccionar el idioma mediante clases de conversación, de gramática… pero no solo eso. Si vienes a España a aprender el idioma, el día a día te pondrá delante situaciones cotidianas que resolver pero donde, consciente e incluso inconscientemente te servirán para aprender español.

  1. Comprando en el supermercado. No hay nada más relajante que ir al supermercado y leer las etiquetas de los productos. Vas a aprender una gran cantidad de vocabulario que utilizar en tus clases de español.
  2. Viendo la televisión. Es momento de deshacerse del estrés, enchufar la tele y ver la televisión. Prueba a verla en español y con subtítulos, ¡algo se te quedará! Te lo prometemos.
  3. Tú y la administración. En tu estancia en España seguro que tendrás que acudir por algún motivo, médico incluso o en la universidad de turno, a la administración. Momento obligado e ideal para probar con pequeñas frases. No tengas miedo.
  4. Comprando ropa. Un poco de shopping si vienes a España a aprender español es obligatorio pero, ¿cómo pedir la talla de esa prenda que tanto te gusta? Aquí debes empujarte a practicar el idioma.
  5. Rótulos publicitarios. Paseando por la ciudad donde estés aprendiendo español, verás mil y un rótulos en el idioma de Cervantes. Estos paseos, quieras o no, te ayudarán a que algunas palabras en español se te queden en la memoria.
  6. WhatsApps con tus amigos. Los españoles somos gente muy sociable y seguro que pronto haces algún amigo o amiga con quien salir a bailar o tomar una copa. Él o ella te escribirá (o debería hacerlo) en español. Una buena manera para aprender expresiones y frases hechas.
  7. Paseando por la calle. De camino a tu academia en España para aprender español, a la universidad, a la playa o haya donde quieras ir, es inevitable que te encuentres con españoles hablando en español (algunos hablan muy alto). Así que genial para poner el oído y seguir sumando palabras a tu vocabulary.
  8. Visitando museos. España está llenísima de museos en cada rincón de su geografía, y de todas las temáticas. Una buena opción es echarle una ojeada a aquel museo que más te guste y leer sus carteles, por supuesto, en español. Aprenderás arte y español, ¡genial!
  9. Comiendo en un restaurante. Ya os hablamos de los típicos platos de Valencia con los que aprender español, y en esta ocasión acudir a un restaurante o de tapas, aunque sea con gente de tu país, te empujará a leer, conocer y pedir platos en español. Alimentando tu vocabulario, sin duda.
  10. Escuchando música. En una discoteca, en un bar, en la televisión, en el metro… escuchando música, consciente e inconscientemente, será otra oportunidad para seguir enriqueciendo el idioma y aprender español de una forma más amplia.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario